viernes, 10 de febrero de 2017

Risas Verborréicas



Relativizar


Si separamos la palabra, obviamos las normas ortográficas y le echamos un poco de imaginación podemos obtener el siguiente despiece.

Relatos B(v)izarros.

Relatos que merece la pena conseguir atenuar sus efectos, restarles importancia.

Bizarro. Suena a extravagante y raro, y en defensa diré que significa valiente, arriesgado. Valiente por el mero hecho de tener los santos “cataplines” de poner en riesgo algo valioso.



Y en dichas situaciones yo y mis amigas utilizamos este verbo. Y relativizamos todas juntas esos relatos tan bizarros. Esas anécdotas, que como bien su verbo de consuelo indica, merecen ser RE(lati)VIZ(s)ADOS.

lunes, 16 de enero de 2017

Des(oriéntame) siempre felicidad.



"Dícese de aquella acción que consigue hacer que alguien pierda la orientación o el conocimiento de la posición que ocupa geográficamente o topográficamente."

Y de esta forma, sin relojes ni brújulas nos topamos de morros. Sí, tal cual. Entrelazadas como los cables de mis auriculares; aparentemente enredados, pero estratégicamente enroscados.

Y de esta forma, sin relojes ni brújulas nos perdimos entre la muchedumbre. Sí, tal cual. Escondidas y albergadas, como la luna en sus días vagos. Como los pájaros en sus días tan amargos.

Parece casual que a veces sonría, que fluya su energía y se disipe ese humo ennegrecido; pero la realidad es otra. Es una más firme y más constante. Es,  y se ha convertido, en un estado de inocencia y en una elección consentida. Como aquellas niñas que todo lo quieren, ella parece, que solo quiera carcajadas de postre. 

Porque a veces asusta, ver como el mundo se derrumba. Ver como los grises ganan posiciones y restan los colores del círculo cromático, incluso aquellos que todavía están por pintarse. 
Da pánico y acongoja, y a veces acojona, sentir como lo oscuro toma un papel característico, principal, como los buenos actores.

Pero entonces se ve, ella, allá a lo lejos. Expectante ante los soles que se cuelan entre sus nudillos. De las notan que se sumergen en su bañera. De los días que la lucha no cuesta, ni necesita espada. De los momentos, en los que sin darse cuenta, la curva más perfecta es la que luce sin que ella la vea.

martes, 19 de abril de 2016

La plaza





Y dormir en medio, para no caerme por los precipicios solitarios.

Y cruzarlas fuerte, para que no se cuele el frio entre mis piernas.

Y cerrar los puños, para no dejar sangrar los nudillos.

Y bloquear la mente, para evitar los bloqueos encamados.

Y apretar mi abdomen, conteniendo el aire amargo y agrio, que se repite como ajo, como salmorejo mal digerido.

Y escupir bien lejos, que no se diga de las señoritas; lo que me sobra y lo que me falta por beber, casi lento, con calma...como un trago de seis horas sentada en la misma plaza.

jueves, 1 de octubre de 2015

Girasoles taciturnos.

Los vimos pasar, día tras día, hasta que su color pipa se apagó.
Hacia abajo, apesadumbrados por su falta de pigmento, su carencia de melanina.
 
Susurraban callados que pronto pasaría, que el calor se los llevaría de paseo, hacia un lugar mejor.
 
Y allí me senté, en medio de todos ellos. A escuchar su silencio, a escuchar sus lamentos.
Comencé a coleccionar las cascaras de sus recuerdos, de los viajeros que en furgoneta se asomaban para olfatear su aroma. Un volumen inmenso de "quiero una fotografía entre ellos", y un puñado de pétalos robados.
 
Sabemos que en tiempos de flores volverán a nacer, y traerán consigo la "Primavera de Vivaldi". Brindarán por todos los que fueron talados, y por todos aquellos que murieron en un banco comidos uno a uno.
 
Y allí esperaré, en medio de todos ellos.
En medio de un campo de taciturnos, callada, silenciosa, melancólica. Creyendo que volverás a crecer, igual de fuerte y de amarillo como la última vez.
Igual de apacible como cuando te arranqué.
 
 
 
 

domingo, 1 de marzo de 2015

SAL, VA la VIDA en ello.


Irradia calor antes de explotar, y en un misero segundo todo vuelve a ser rojo como la puesta de sol de verano.

Como esos destellos parpadeantes, que te ciegan por su ternura al explotar en tus mejillas.  Esas gotas cristalinas, que amenizan el dolor y dejan caer lo que todavía estaba bajo llave.
Que brotan e inundan, que desbordan y resbalan arrastrando esas palabras mal dichas, mal entendidas, mal digeridas, mal comidas.

Y es que no me sentó bien la cena tan aderezada, tan solapada con la merienda y tan cerca del desayuno del día posterior. Que estoy empachada de los lamentos fingidos, de los que no son internos. De esos que se esconden tras una sonrisa mal dibujada, y a penas perfilada (sin carmín, ni bálsamo labial).

Que el tiempo tuvo un principio y tendrá un fin.
Tendrá un principio y tuvo un fin, depende de por donde empecemos, si por el final o por el inicio.

Que no sirve de nada salir sin estar preparado, y menos aún sin abrigo ante una tempestad.


Porque el calor se ha ido aunque ya ha explotado. Aunque ya esta rojo, y está quemado. Aunque ya esta dicho y está grabado.

El calor se ha ido, y te ha quitado la mitad del frío que te daba abrigo. Ese mismo, que anteriormente como hemos dicho, necesitas para enfrentarte a ti mismo.

martes, 10 de febrero de 2015

Mai escoltem, de vegades sentim.


Agafa el meu mástil com si fora una guitarra, i afina les meves cordes per a entendre el que em passa.

Ascolta la meva melodia i entona un métode per a reproduir-la, una vegada i un altra, i un altra i una vegada mes....fins que s'afone el pentagrama.

Dos per quatre acompasa la meva nostàlgia, i es ralentitza fins al silenci.
Fins a trobar l'absència de soroll.

Mig temps d'espera i tornem a començar.

Primera estrofa i quasi no sona.

Segona estrofa i mai rebosa.

Ascolta la meva melodia, disfrutala una última vegada.
Ascolta les notes intercalades, destapa el meu ritme i després, deixa d'ascoltar per a sempre.

martes, 20 de enero de 2015

Karma cremat.




- Com deies que t'anomenaves?

Karma Cremat.

- Cremat és el teu cognom?

Cremat, quemado, es como me han dejado.

Me exigieron demasiado, y yo, señal tras señal intenté dar el golpe de aviso.

Un aviso claro, conciso, y concreto. Amb 'c', com cremat.

Se acogen a mi curso de energías, a mi círculo eléctrico, y yo me desespero.

Me exaspera observar cómo se estrellan, aun sabiendo que no es lo que les toca.

-Però que puc fer jo?

Puedes anhelarme todo lo que quieras, pues no existes si no me deseas.

Soc abstracte, com la bogeria.

Soy cobarde por naturaleza. Soy ese deseo de que algo bueno llegue, te llene, te reinvente.

Ese toma y daca, que esperas que devuelva tu gran obra malhecha.

No creus que tinga raons per a somniarte?

Somnia tot el que vulgues, això no està prohibit.

Pero no te prohíbas fallar en el intento. No me culpes de tus desconciertos.         

No me atrapes y acapares, pues hay veces que estoy medio muerto.

Hay veces que quemo. Em creme. Te quemo.